09 diciembre 2006

Habrá que creer

Para acabar con la serie de Alejandro Filio, hoy os dejo una última canción de distinto corte tonal y rítmico, y bastante más corta, con una letra peculiar y con un estribillo, que, para algunos, puede resultar un tanto sorprendente (o no), pero la poesía es así, utiliza “recursos extrañadores” para llegar a quién tenga que llegar, y siempre para sorprender al lector/oyente.

Para aquellos puristas que “tienen miedo” a saltarse la ley “a la torera”, debo explicar que la primera canción que traje aquí de Alejandro Filio está enlazada directamente desde su pagina web; así que quedo inmaculado. La segunda, es un video de youtube, un montaje audiovisual que encontré y simplemente enlacé también. Y la canción que hoy os propongo, la bajé de la página de Alejandro Filio hará un par de años, dado que Alejandro tenía todo su álbum Un secreto a voces en su página a disposición de todo aquel que quisiere bajárselo gratis. Ahora ya lo quitó, sus motivos tendrá, pero en todo caso, yo quedo limpio “como una patena” de cara a la ley.


Esta vez me ha tocado ir muy poco contra el sistema, y he quedado como un chico bueno para nuestra “sociedad de derecho”.

Ahora sin más, os dejo la canción, y la vuelvo a dedicar a Jimmy Jazz, dado que últimamente lo veo un poco desanimado y porque se lo "prometí" y lo invito a creer en "algo" aunque sea en lo más inverosímil, o tal vez no, y viceversa.





Imágenes/fotografías:

El cristo: Pintura de Carmen Valverde
La paz: Sangrefria.com: Paz Vega
Fidel: Gabriel García Márquez: El Fidel Castro que yo conozco a Voltairenet.org

Enlace permanente de la canción (con la letra y la descripción entera) en: http://www.goear.com/listen.php?v=c9cc035

1 comentario:

Jimmy Jazz dijo...

Con retraso, gracias por la dedicatoria, y he de decir que la canción está bien (menudo esfuerzo estás haciendo para aficionarme a los cantautores!)

Me preguntabas si estaba más animado, o si ya creía en algo o alguien. Lo del ánimo no sabría contestártelo, porque puede que te diga algo y que en par de horas fuese al revés. Pero eso no tiene nada que ver con el hecho de creer en algo. Bueno, en realidad no tengo fe en nada, sino que estoy convencido de muchas cosas, y mis convicciones siguen siendo las mismas, claras y fruto de la razón. Mi "crisis bloguera" no tiene nada que ver con esa convicciones (que por supuesto no están en crisis), mis ideas siguen siendo las mismas y ya volverán a aparecer por la red cuando menos lo espere.

un saludo, y en breve nos seguiremos leyendo.