21 abril 2006

Perlas ministeriales (...y el humo continúa...)

De nuevo recojo comentarios escuchados por la radio o en televisión, que demuestran que cada vez existe una forma de pensamiento más dictatorial y totalitaria en nuestra sociedad, y a cambio una permisividad más grande de cara al capital privado. Lo cual también pone en mucha duda la "ética" de nuestros "gobernantes". Aquí tenéis un par de ejemplos:

Salvador Puig i Rodríguez, director General de Producción, Innovación e Industrias Agroalimentarias de la Generalitat de Catalunya, “en contestación” a una frase como ésta: “Cuando se utiliza una ciencia que todavía se desconoce como es el uso de genes modificados en los cultivos agrarios, presupone correr riesgos innecesarios para la salud de las personas” da la siguiente respuesta: “Nunca se puede asegurar que no haya ningún riesgo en cualquier cosa. Salir a la calle ya representa un riesgo”. Por lo visto no importa que exista riesgo en la salud de los ciudadanos y las ciudadanas mientras los bolsillos de los productores no corra riesgo alguno. Los comentarios son aproximados, no los he recogido literalmente. Podéis ver el vídeo aquí. La cuestión se centra en que, a pesar de la queja de tanta gente y de tantos grupos ecologistas sobre la utilización de transgénicos en la producción de alimentos y la peligrosidad que ello puede conllevar, los gobiernos continúan permitiendo a las empresas y/o productores su utilización y no obligan al etiquetaje en los productos sobre su contenido o no de transgénicos. Se desoye al pueblo, se gobierna arbitrariamente y se favorece al capital privado.

La consellera d’Interior de la Generalitat de Catalunya Montserrat Tura i Camafreita, a raíz del incidente acontecido en Barcelona hace unas semanas, cuando descubrieron que una pareja daba cocaína a su bebé, dijo algo así “De la misma manera que para ejercer una determinada profesión has de tener un diploma universitario, los padres deberían tener una especie de diploma para poder ejercer como tales”. Bien mirado, este comentario “casi que no está mal del todo” porque presupone formación antes que represión.

Continuará.

***Imagen de: http://www.mundocruel.com/galerias/montserrat_tura/montserrat_tura.htm

4 comentarios:

Jimmy Jazz dijo...

Hombre Jordi, es que tienes que entender que hay riesgos y "riesgos". No es lo mismo que tú o yo nos alimentemos con basura y que un pro-hombre ponga en riesgo un porcentaje de sus beneficios. Él es un héroe, nosotros unos parias chupópteros...

Y después de la ironía, y respecto al segundo comentario, ¿quién da el "carnet" de padre? Es un tema complicado, muy complicado. Evidentemente que hay gente que no merece tener a su hijo en brazos más de unos minutos, pero es mucho más peliagudo saber a quién va a parar esa potestad de decidir.

un saludo, que hacía mucho tiempo...

Getxo Gorria dijo...

Lo del carnet, no lo se (aunque ya hay algo que se llama "patria potestad" que un juez te puede quitar si lo considera oportuno) pero lo que sí tengo claro es que nadie nos prepara para ser padres/madres (lo digo por experiencia propia)

Se supone que es algo que debes de saber, que te tiene que salir innato... y sin embargo, como en todo, hay un aprendizaje, unos conocimientos que se podrían adquirir y que evitarían muchos problemas, tanto a los peques como a sus aitas

itaca2000 dijo...

Jimmy y Getxo, gracias por vuestros comentarios. Pues evidentemente, a mi, el comentario de la Sra. Tura me parece muy fuera de tono, y conociendo lo que le gusta imponer a esta Sra. y además que ocupa la cartera de Interior del gobierno de Catalunya, me pareció casi escalofriante cuando lo oí.

Si bien es cierto que la gente estamos muy tarados y creo que deberíamos formanos en la escuela con unos ciertos valores y llevar a cabo una educación emocional y/o psicológica para no ser tan "cabrones" tanto de pequeños como de mayores, y más cuando nos toca ejercer de padres.

Pero de ahí a ir pidiendo más diplomas en esta vida, en la que somos contínuamente evaluados. Ay, dios! Y como dice Jimmy, a quién va a parar esa potestad para decidir. Siempre es el mismo problema, quíen decide como se debe formar a los individuos?

Pues bueno, creo que eso lo debe decidir el conjunto de ciudadanos de manera democrática. Creo que se debería llevar a cabo una toma de decisión por el conjunto de la ciudadanía partiendo del valor supremo de "no quieras para los demás lo que no quieres para ti" y "intenta que los demás también tengan lo que tú tienes". Libertad mútua, respeto mútuo, ayuda mútua.

Creo que no es tan complicado. Lo proponemos?

turrai dijo...

See you a Sant Pol!